Gorras personalizadas bordadas

Cualquiera puede tener gorras personalizadas, ya sean estampadas o bordadas, lo que depende en gran manera de los propósitos que tenga dicha gorra. Pero por alguna razón, algunas personas prefieren las gorras bordadas antes que las estampadas.

Esto se explica al hecho de que son más duraderas, siempre y cuando el trabajo de bordado se haya realizado con materiales de primera calidad. En este artículo te mostramos las ventajas y desventajas de estas gorras y algunos consejos para obtener el mejor ejemplar bordado.

Ventajas de las gorras bordadas

Son más duraderas, lo que las hace buenas candidatas para los niños que las usen, y personas que sean descuidadas con estas gorras.

La gama de colores que se emplea para el bordado es tan variada como la de las gorras estampadas.

Cuando el hilo de bordado es de buena calidad, la gorra bordada puede durar por muchísimos años.

Se puede lograr el relieve que el cliente desee en la gorra.

Desventajas de este tipo de gorras

Gorra personalizada

Suelen ensuciarse con facilidad, sobre todo si las gorras se encuentran bordadas en colores claros.

Deben mantenerse guardadas continuamente, ya que de lo contrario se llenan fácilmente de polvo y suciedad.

No cuentan con diseños tan versátiles como los de las gorras estampadas.

Se debe tener mucho cuidado con el lavado de estas gorras.

Consejos para obtener la mejor gorra bordada

Busca varias agencias de publicidad y averigua sobre quién proporciona la mejor relación calidad-precio del producto que elabora.

Debes estar seguro del diseño que quieras incluir en tu gorra bordada, no sea que quedes descontento con el producto final.

Compra por tu propia cuenta la gorra que vayas a bordar, ya que algunas empresas que se dedican a este servicio cobran más caro cuando no llevas gorra.

No escatimes en precio si lo que buscas es una gorra de calidad. Ahorra todo el dinero que puedas si buscas la mejor gorra de este tipo.